Home

Philippe Halsman

Photo credit: Philippe Halsman

“Se hizo el silencio. Y un segundo después, escuchó el ligero rumor del estallido de su corazón rompiéndose en mil pedazos. Lentamente. Y un dolor profundo, insoportablemente intenso, se apoderó de su piel, se apoderó de su emoción, se apoderó de su cabeza, se apoderó del cuerpo.

Horas después llegaron lo vómitos. Y el asco se agarró a su estómago durante días. A penas había lágrimas. Los restos esparcidos de su corazón ardían luchando por mantener un hálito de vida. El mareo, las nauseas, el cansancio acumulado, los nervios y el alma destrozada oscurecieron su campo de visión.”

Myra Vidal, Reflexionario (2013)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s